lunes21.abr 2014

Estas aquí Tradiciones y Costumbres Tradiciones y Costumbres1 Virgen de Juquila, la milagrosa

Virgen de Juquila, la milagrosa

E-mail Print PDF

El 8 de diciembre se celebra la fiesta principal, se venera a la virgen de la Concepción (Virgen de Juquila), con grandes festividades, mayordomía así como una gran afluencia de peregrinos que asisten a visitar y elevar sus oraciones a su santiario.

Erving AMBROSIO MARTÍNEZ

No importa la fecha del año en particular para visitar el santuario más concurrido del sureste mexicano, basta la devoción y las ganas de vivir el catolisismo en su máximo esplendor y consientes de hacerlo con respeto.

Ella, la virgen de Juquila, espera paciente a los peregrinos, quienes movidos por su fe se trasladan de diferentes puntos del estado de Oaxaca y del país, ellos tienen la certeza que la madre de Jesucristo guía su camino.

En Santa Catarina Juquila, a cinco horas en automóvil desde la ciudad de Oaxaca se encuentra esta población presidida por una dama, la fe abarrota las angostas calles y la espera no importa, hasta ahí se trasladan las personas en coches particulares, caminando y en bicicleta, en las procesiones y en el transporte público.

Caminando los peregrinos sortean veredas, orillas de arroyos y peligros propios de una larga caminata donde los pies enllagados y las uñas deterioradas por el cansancio del ejercicio merma la fuerza considerablemente, ellos mantienen la fe, y esa misma fe la contagian a los de su grupo.

Por carretera, la travesía es singular, dado que esta es una de las vías más deterioradas en el estado de Oaxaca, la bolita entre CAO y SCT no para de rodar.

El clamor de los comerciantes y prestadores de servicios es la reparación y mantenimiento constante de la carretera que los comunica con la capital del estado, su presidenta municipal dormida en sus gestiones.

Llegando a Juquila, específicamente al Pedimento como se le conoce al primer punto antes de llegar a esta población, los latidos de los corazones gozosos de la fe católica se aceleran, las lágrimas brotan de los ojos cansados por el viaje, una paz inunda el alma para dar paso al individuo, ese ser indivisible que habita en cada ser humano.

Después de visitar el pedimento, sólo faltan 10 o 15 minutos para llegar a Santa Catarina Juquila, ahí el templo apenas es visible dada la enorme cantidad de comerciantes en la plazuela principal, hace algunos años todavía se podía disfrutar de una vista espectacular, apreciando un templo que data de los siglos XVIII y XIX y que goza de reconocimiento por su peculiar estilo neoclásico abarrocado.

El templo siempre será insuficiente en su capacidad para los miles de peregrinos que llegan diariamente, dado que durante todo el año es visitado constantemente, en su día el 8 de Diciembre un mar de personas inundan los espacios. La fe mueve montañas y aquí no es la excepción, pues se puede ser testigo de cómo la mayoría de las personas reciben por su fe sanación a sus males espirituales y físicos.

La virgen María, como intercesora ante Dios y Jesucristo, mantiene un fuerte vínculo con los católicos, por medio de la Virgen de Juquila los peregrinos provenientes de Oaxaca, Veracruz, Puebla, Guerrero, Chiapas, el Distrito Federal y el estado de México manifiestan esa fe, rezan, se arrepienten y piden perdón.

Vaya usted preparando su viaje, no importando las fechas de la fiesta del pueblo y de la Virgen de Juquila que es el 8 de diciembre, aquí todos los días son de fiesta, devoción y algarabía. La tradición de visitar uno de los principales santuarios del país se mezcla con la costumbre de vivir el turismo religioso en esta zona de Oaxaca.

EL DATO

Para llegar a Santa Catarina Juquila, se tiene que llegar a la ciudad capital de Oaxaca, ya estando aquí, se efectúa un viaje por carretera que dura aproximadamente de 4 a 5 horas atravesando la agreste Sierra Sur de Oaxaca

El Pedimento está a un kilómetro de la carretera pavimentada a Juquila y a unos 7 kilómetros antes de llegar a Santa Catarina Juquila